Boca comenzó con los arreglos del campo de juego del Alberto J. Armando, donde en este último tiempo se hablo más del césped que de los triunfos del equipo.

La Bombonera estuvo en boca de todos durante este último tiempo, por su posible mudanza y por sobre todo el terreno de juego. El clima, las lluvias, el fría y partidos una vez por semana no ayudaron al césped a reponerse rápidamente.

En la semana del 24 de abril se desato la polémica sobre el mal estado de la cancha de Boca, justo cuando tuvo que recibir a su eterno rival, River. En ese encuentro se noto lo desparejo y luego con los encuentros que fue disputando el “Xeneize” se le fueron arrogando con arenas y pantallas solares.

La gente de mantenimiento tendrá casi un mes y medio de trabajo para tratar de dejar en buen estado el campo de juego, debido a que el 14 de julio Boca recibe a Independiente del Valle por la vuelta de semifinales en Copa Libertadores.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta