El Canalla derrotó 2 a 1 a Boca y pasó a las semifinales. El conjunto de Coudet se llevó el encuentro con los goles de Fernández y Herrera. En el final descontó Benedetto.

Se puede hablar de merecimiento, del árbitro, de esto y de lo otro, pero al fútbol se gana metiendo la pelota en el arco y Central no jugó mejor que el Xeneize, pero pegó en el cierre de la primera parte por duplicado y después aguantó el encuentro teniendo como principal figura a Sosa.

El primer tiempo pasó por varios tramos. En el comienzo el equipo rosarino fue superior y generó algunas ocasiones, luego el club de La Ribera emparejó el juego. Cuando parecía que ambos habían bajado la intensidad llegó el primero en los pies de Fernandez quien recibió sólo y definió bárbaro de volea.

Cuatro minutos después Boca tuvo otro baldazo de agua fría: Montoya controló el balón en las afueras del área sin marca alguna, disparó al arco, Sara dio rebote y Herrera la empujó al fondo del arco. Merecido o no el Canalla se fue al descanso dos goles arriba en el marcador.

Guillermo pone en el arranque de la segunda parte a Benedetto por Barrios, necesitando otra vez de cambios ofensivos en partidos importantes. El segundo tiempo fue un monólogo del Xeneize que en la primera media hora tuvo muchas chances para descontar y empatar pero que nuevamente falló en la definición.

Tras varios goles marrados, Central planchó el encuentro haciendo que los minutos pasen. En la última del partido llegó el descuento de Benedetto tras un centro de Pavón. Boca desperdició la única oportunidad que le quedaba de clasificar a la Libertadores y deberá afrontar una fuerte autocrítica donde seguramente rodarán varias cabezas.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta