Por Mathias Matucheski – @MathiMatucheski

Gimnasia y Esgrima de La Plata superó 4-2 por penales, luego de igualar 2-2 en los 90, a San Lorenzo, en el Padre Martearena de Salta, por los cuartos de final de la Copa Argentina. Nicolás Ibáñez y Ramiro Carrera habían adelantado al Tripero, mientras que Sebastián Blanco y Paulo Díaz establecieron el empate.

El conjunto platense se metió entre los cuatro mejores del certamen nacional por primera vez en la historia, al superar a los de Boedo desde el punto penal, a pesar de mantener una ventaja de dos goles. Ahora se medirá contra River.

El comienzo del encuentro mostró al equipo de Gustavo Alfaro como claro dominador. En apenas 2´de juego, Nicolás Ibáñez capturó un centro de Lucas Licht para poner el 1-0. Desde allí manejó los primeros 45 minutos inquietando constantemente a la defensa rival.

En la segunda mitad, El Lobo volvió a entrar al campo con la intención de llevarse por delante al Ciclón. Tan así fue que a los 7’ del complemento Ramiro Carrera concluyó una excelente jugada colectiva empujando la pelota debajo del arco.

La respuesta del Cuervo no tardó en llegar. Dos minutos más tarde, Sebastián Blanco descontó al conectar un pase de Gonzalo Bergessio. El envión anímico que le brindó el 2-1 provocó que San Lorenzo se recuperara y a los 15’ Paulo Díaz, de cabeza, anotó la igualdad.

El tiempo reglamentario culminó 2-2, pese a la expulsión de Maximiliano Coronel por doble amarilla. A la hora de definir desde los doce pasos, apareció la figura de Alexís Martin Arias, quien le tapo el penal a Marcos Angeleri. Con la tapada de su arquero, el yerro de Martín Cauteruccio y el acierto de los sus jugadores, Gimnasia y Esgrima de La Plata se metió en semifinales.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta