El ex Borussia Dortmund se convirtió en agente libre.

El mediocampista alemán rescindió su contrato de mutuo acuerdo con el Stuttgart luego de verse involucrado en una pelea callejera.

 

El ex jugador del Borussia Dortmund y campeón mundial con Alemania en 2014 Kevin Grosskreutz se convirtió en agente libre en el día de la fecha. Este es el resultado de las acciones que el Stuttgart decidió tomar luego de que el jugador terminara en el hospital el pasado lunes luego de una pelea a la salida de un boliche.

El club que lidera la 2.Bundesliga lo hizo oficial a través de un comunicado en su página web en el que declaraba lo siguiente: “Grosskreutz ha reconocido su mala conducta y se ha disculpado por su comportamiento. Ambas partes hemos decidido la rescisión del contrato con efecto inmediato. Todas las partes han acordado tratar los detalles del asunto con confidencialidad”.

El hecho ocurrió en la madrugada del martes cuando el mediocampista, en estado de ebriedad según testigos, se vio involucrado en una pelea con otro hombre en un boliche al que había ido con el plantel sub-17 del Stuttgart. Grosskreutz terminó en el hospital con heridas leves en su frente y en la zona de su oreja derecha.

El director deportivo del club, Jan Schindelmeiser, también tuvo su presencia en el comunicado estableciendo que “Los acontecimientos no podían quedarse sin consecuencias por parte del Stuttgart, especialmente los jugadores del primer equipo tienen una función particular como modelo para el club en su conjunto, pero sobre todo para nuestros jóvenes”.

Grosskreutz, por su parte, reconoció su error y decidió irse con la cabeza baja sin generar más problemas. “He cometido un error y me he disculpado por ello. Acepto las consecuencias y lamento que mi paso por el equipo haya terminado de esta manera”.

Hasta el momento, el mediocampista no ha tenido ofertas formales de ningún club.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta