En medio de una crisis casi terminal y una tremenda lucha de egos por el poder y por la decisión de continuar o no con el fútbol, hay evidentes daños colaterales que no están a simple vista en la orden del día. Los titulares de los portales muestran a Marchi, o a los dirigentes, quienes asumimos no les debe faltar un plato de comida.

Sin embargo, por detrás de la crisis, el paro y la falta de pago, hay secuelas gravísimas que a pocos le deben importar. Uno de ellos es el caso de Santiago Bianchi, jugador del club Comunicaciones de la B Metropolitana, quien ante la incertidumbre sobre el futuro del fútbol argentino, decidió directamente retirarse.

“No me esperaba este final. Es lo que hice toda mi vida y esperaba terminar la carrera con unos años más de trayectoria, pero por temas familiares y económicos decidí abandonar el fútbol. Hace muchos meses no cobramos, pero no es por Comu, sino que todos los clubes están así. No se ve una solución y al tener una familia es difícil continuar sin cobrar”, comentó el futbolista en diálogo con Solo Ascenso.

El jugador que salió de la cantera de Vélez y pasó por Quilmes y Oriente Petrolero, entre otros equipos, comentó que pondrá todas sus fichas a un emprendimiento que tiene con un grupo de amigos, que consta de importaciones de productos para vender, donde según menciona, obtiene un sueldo fijo.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta