Sin titularidad en el Rojo y a muy pocos días de comenzar el torneo, Diego Rodríguez Berrini decidió finalmente no ir a Belgrano, como tenía previsto. Se quedará a pelear un puesto por el que corre de abajo. 

Tenía prácticamente todo acordado con el Pirata. Había un acuerdo entre ambas instituciones para que el jugador vaya a jugar al club cordobés en un préstamos por unos 50 mil dólares y una opción de compra por dos millones y medio de dólares. Sin embargo, cuando parecía un hecho consolidado, se cayó completamente.

Es que el mediocampista decidió quedarse a pelear el puesto que hoy por hoy encuentra a Nery Domínguez como titular indiscutido. Y además, agrava el panorama el hecho que Ariel Holan tenga bien vistos a Julián Vitale y el juvenil Leonel Álvarez.

 

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta