El juvenil tuvo una gran temporada que le valió la convocatoria al primer equipo en numerosas veces.

El juvenil del Bayer Leverkusen no viajará a España dado que tiene exámenes inaplazables.

 

Cuando muchos critican a los jugadores por no haberse formado académicamente, el Bayer Leverkusen nos da una clase de cómo tratar con los juveniles que están aún en etapa escolar.

El protagonista de esta historia es Kai Havertz, enganche de 17 años del Bayer Leverkusen, quien fue ascendido este año al primer equipo. Kai había gozado de algunos minutos en el encuentro de ida de Champions League ante el Atlético de Madrid y Tayfun Korkut quería contar con él para la vuelta de la serie.

El problema surgió cuando Havertz le comunicó al nuevo entrenador del Leverkusen que debía rendir una serie de exámenes para ingresar a la universidad. Pese a haber estado en la ida, el colegio se puso firmo y le denegó el aplazamiento de los mismos, decisión que fue respalda por Tayfun.

“Ya se ha perdido muchas clases, pero los exámenes tiene que hacerlos” manifestó su entrenador.

Lo más sorprendente de esto es la respuesta negativa que tuvo en los portales de noticias de Sudamérica. Miles de comentarios criticando el accionar del juvenil, el colegio, el entrenador y el club argumentando que jugar en la Champions League es una oportunidad única.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta