PRETORIA, SOUTH AFRICA - JUNE 15: Ariel Garce of Argentina's national football team gets a pass away during a team training session on June 15, 2010 in Pretoria, South Africa. (Photo by Chris McGrath/Getty Images)

Siempre en las listas de convocados por los entrenadores para los mundiales aparece algún nombre que llama la atención por alguna razón particular. Pero el caso del Chino Garcé fue sin lugar a dudas uno de los más simbólicos en la Selección Argentina, cuando fue sorpresívamente citado por Maradona para el mundial de Sudáfrica 2010. Desde ese momento, se convirtió en ícono del folklore del fútbol y víctima de memes y bromas interminables. A tal punto que un grupo de hinchas colgara una bandera pidiéndole que traiga alfajores, haciendo una clara alegoría a un viaje de vacaciones o egresados.

Y ya siete años después, el defensor que por ese entonces se desempeñaba sin destacarse demasiado en Colón de Santa Fe, reveló el motivo por el cual Diego lo metió entre los 23: fue por una arenga que dio en uno de los amistosos preparatorios de la selección, precisamente contra Haití.

“Cuando me convocó, no pensaba ir. Sabía que esos partidos ya estaban, era el final del proceso. Era en Cutral Có, con mucho frío, un miércoles… entonces le comenté a mi hermano que no iba. Ahí él me dijo que vaya. Que lo haga por mamá y papá, que ellos me querían ver. Además que era raro decirle que no a la Selección. Me hizo cambiar de opinión”, comentó el defensor en La Página Millonaria.

Y además, contó cómo vivió el tema de las burlas sobre su convocatoria, y reveló que no se dio cuenta hasta ver la icónica bandera “Garcé traé alfajores”, que seguía al equipo de Maradona en todos los partidos del mundial. Y pese a lo que se pueda creer, comentó que no le molestó para nada: “Estaba en un gran momento”, explicó.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta