Los partidos de Copa Libertadores suelen tener cosas atípicas, que no suceden en ningún ámbito del mundo, y nos alejan cada vez más de una organización sin igual como la UEFA Champions League. El partido de ayer, entre Independiente Medellín y River, que terminó en victoria 3-1 para los argentinos, contó con varias de ellas. En primer lugar, la insólita decisión del árbitro, de comenzar el partido en un campo en el que no se podía jugar, y luego la determinación de los medios locales de abandonar la conferencia del entrenador “Millonario”.

El inconveniente surgió en el día previo, cuando Jonathan Maidana habló unos breves minutos, a la pasada, y los que pudieron hacerle algunas preguntas fueron los medios argentinos. No estaba pautada ni mucho menos la palabra del zaguero, pero accedió. Los colombianos, por no haber estado allí, se sintieron dejados de lado, y apuntaron su bronca contra el jefe de prensa de River, Matías Girnalda.

Pese a esto, algunos colegas colombianos aumentaron la acusación: A los medios colombianos nos atendieron muy mal en el sitio de concentración. A un colega prácticamente lo sacaron empujado del sitio y en el reconocimiento del terreno de juego tampoco nos atendieron. Es un tema de dignificar la profesión y por eso decidimos unirnos”

El momento de mayor tensión se dio cuando comenzó a hablar el entrenador, ya que uno de los periodistas pidió la palabra: “Nosotros sentamos nuestra voz de protesta y procedemos a retirarnos de esta sala de prensa, buenas noches”

El momento:

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta