Argetina's River Plate coach Marcelo Gallardo reacts during their Libertadores Cup football match against Colombia's Atletico Medellin at the Atanasio Girardot stadium in Medellin, Colombia on March 15, 2017. / AFP PHOTO / Camilo Gil (Photo credit should read CAMILO GIL/AFP/Getty Images)

Por Gabriel Pallares – @Gabrielpallare9

River consiguió un resultado mucho más que perfecto para empezar el sueño copero y alcanzar con ansias el máximo objetivo.

Quizás para muchos era una gran incógnita el arranque el partido, una increíble lluvia torrencial caía sobre el suelo colombiano. El Atanasio Gigardot de a poco fue convirtiéndose en un lago prácticamente, cubriéndose por espejos de agua en todo el campo de juego. La determinación del arbitro es la polémica, ¿como pueden arrancar un partido de gran importancia en estas condiciones? Imposible. Para Sampaio estaba bien y el match empezó.

Si viste los primeros minutos y veías como se frenaba la pelota por la inmensa cantidad de agua, me podrás decir que este partido tenía todas las rifas para ser suspendido. Así fue como pasaron 26 minutos aproximadamente de la primera parte, partido muy peleado en el medio, mucha disputa y la potencia física jugaba un papel importante. De no ser por Gallardo, el partido se completaba, a jugar con antiparras y patas de ranas. El muñeco logró hacer entrar en razón al 4to arbitro quien se comunicó de inmediato con Sampaio, tomando la palabra de los capitanes. Pelota parada y a los vestuarios, el partido se suspendía momentáneamente. Ese fue el momento en donde los jugadores se calzaron otro chip, con otro estilo y personalidad, mientras los cancheros con haraganes y el carrito (figura del partido) hacia que el campo se luciera al servicio de Más Grande. Se volvió a la cancha y ahí fue cuando sentimos esa energía positiva y mentalidad ganadora, ¡los muchachos reaccionaron Muñeco! Así fue como el equipo le dio rosca para adelante y jugó.

Momento clave del partido, penal para River, si señor. Penal quien se haría cargo el propio Lucas Alario. La casa del Muñeco estaba en orden porque River lo ganaba y sacaba ventaja sobre su rival. Pocos minutos más tarde la convicción del equipo fue increíble. Centro al corazón del área ejecutado por el pity y ahí estaba el Seba, Sebastián Driussi decía que parcialmente la historia se ponía nuevamente a favor del millonario. Así sonreía nuevamente Gallardo, otro alivio, 2 goles arriba y al descanso. Al final, el agua fue indispensable, je.

Como lo es habitual, Gallardo salía impecable, saco y en camisa a jugar la segunda mitad. La lluvia paró y ahí fue cuando el cielo se ilumino para la alegría millonaria, quien fue papá hace unos días, en River tuvo su bautismo de gol en la Libertadores. Así es, estoy hablando del pibe Martínez Quarta que la acarició a la pelota con el empeine y la mando a guardar. 3 goles y no había respuestas por parte de DIM, que parecía sorprendido y asombrado por la ráfaga de goles del millonario. Clave Nacho Fernández en el juego colectivo, quien dio manejo de los tiempos y supo controlar los momentos oportunos. Rojas y Ponzio de gran partido, que seguramente se conocen muy bien desde que está Gallardo al banco. Con marca y eficacia supieron dominar el medio de River, soltando a Nacho y mostrando sus atributos. Y ni hablar de Maidana, que se tomó bastante serio el transcurso de anular al delantero potente del conjunto colombiano, cerrando los caminos y las acciones ejercidas por parte de el. Faltando para el final, una salida en falso de Batalla termino siendo un penal para el rival, cuyo curso de teatro le sirvió bastante para exagerar la falta. Descuenta DIM en los minutos finales pero nada más que eso. River ganó en Medellín un partido que podría haber terminado de otra manera debido a las circunstancias presentadas. Sonríe River, alegría y satisfacción en el pueblo millonario, no solo por el resultado, sino por la complejidad con la que jugó el partido, aprovechando el momento justo para golpear. Después de lo que había sido el decepcionante 0-0 frente a Unión en el Monumental, la ambición de juego superó las expectativas. River esta feliz.

Los goles:

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta