Por Gastón Quagliarello (@quagliag)

El comienzo que todo hincha espera. Volver a jugar luego de meses en que no rodaba la pelota y lograr dos espectaculares triunfos de visitantes.

Nueva Chicago puso primera en la re-apertura del Torneo. No hay que pasar por alto que sus rivales colaboraron (sobre todo Brown PM) para que el equipo de Mataderos lograra las victorias.

El equipo del “Huevo” Sergio Rondina tiene un fin de semana para elaborar lo que viene. Recién jugará el día lunes 20 de marzo a las 16hs. en la República de Mataderos frente a San Martín de Tucumán. Si bien va a jugar conociendo el resultado de muchos rivales esto no garantiza que el equipo cante victoria antes de tiempo.

Hay momentos claves en la trayectoria de un equipo y en los campeonatos. Nueva Chicago se enfrenta a una gran oportunidad de consolidar una nueva forma de trabajo, un estilo de juego. Como en el tenis, este es el momento de confirmar un quiebre al rival. Los próximos partidos serán de local. Su gente y todo Mataderos lo sabe.

En cuanto al juego. Nuevo Chicago ha comenzado una nueva etapa. Nuevo entrenador, nuevo esquema. Uno de los grandes desafíos es seguir explotando a su máximo ídolo Christian “Gomito” Gómez sin que el equipo dependa exclusivamente de su creatividad. A los 42 años el creador genera juego, piensa la cancha, conduce al equipo y encima mete goles. Muy atento tiene que estar el técnico en aprovechar a su conductor para que futbolistas más jóvenes se arriesguen y exploten al  máximo lo que el legendario Gomito hace en un campo de juego.

Hay un indicador que muchos “futboleros” no tienen en cuenta. Un alto porcentaje de equipos que logran salir campeones terminan los torneos con la valla menos vencida. La teoría que plantea que los equipos se arman de atrás hacia adelante da cuenta de esta estrategia. Nueva Chicago lo sabe. Es uno de los equipos con más goles a favor (32). Pero atención. También tiene gran cantidad de goles en contra (25). Esta tensión se podrá en juego en este proceso. Si el “Huevo” logra el equilibrio necesario tendrá grandes resultados.

El torito de Mataderos tiene partidos para parar la pelota, abrir la cancha, consolidar su juego, afianzar su defensa y continuar con la confianza de sus goleadores. El camino es largo. Lo único de certeza es que la pelota ya rueda.

Un interrogante da vueltas por la cabeza del mundo verdinegro. ¿Se puede tener una defensa sólida, cerrar los espacios, tener la vaya menos vencida siendo un equipo ofensivo? Ataca el que mejor defiende. Saber atacar defendiendo. Este es el gran desafío del equipo de Mataderos.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta