Por Augusto Martedi (@AugustoMartedi1)

Como dice el título, el Bayern Munich volvió a perder luego de 21 encuentros sin conocer la derrota, por el otro lado el Hoffenheim corto una racha de 20 partidos sin ganarle a los Bárbaros.

Con gol de Kramaric a los 21’ de la primer parte. Los dirigidos por Carlo Ancelotti jugaron un primer tiempo para el olvido, no elegía bien, no aprovechaba los espacios que les dejaba el local, pero al final lo pudo empatar con un remate de Lewandowski que dio en el travesaño.

El Hoffenheim los primeros 45’ salió con todo, no dejaba que el Bayern circulara la pelota como lo hace normalmente, tapando muy bien al polaco Lewandowski y con un Renato Sanches y Colman muy imprecisos. El primer gol y único del partido llegaría a los 21’ tras una pérdida de pelota en campo rival del Bayern, el local supo aprovechar esa chance y con un remate desde afuera del área Kramaric rompió el marcador. Luego de ese gol todo parecía que el conjunto del italiano Ancelotti iba a dominar el partido, pero duró poco ya que el Hoffenheim se repuso rápido y le cerró muy bien los espacios y triangulaba muy bien. Los de Munich se tornaron imprecisos y además no terminaban sus jugadas con peligro. Cuando todo parecía que se iba a ir al descanso ganando el local, tras un desborde de Colman, asistió a Lewandowski, pero su remate dio en el travesaño.

En el complemento el trámite fue distinto, el 75 por ciento del partido se jugó en terreno del equipo local, el Bayern salió decidido a dar vuelta la historia, a los 9’ Lewandowski disparó a puerta pero el arquero tras una grandiosa atajada le ahogó el grito. Carlo Ancelotti se vio obligado a mover el banco, entró Ribery por el portugués Sanches, pero se contagió del equipo con decisiones apuradas, pero hizo mérito para empatar el partido. Creó más chances que el Hoffenheim pero no fueron claras. El Bayern volvió a la derrota y ahora tiene que enfrentar al Borussia Dortmund.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta