Horas de intensidad e incertidumbre se viven en la cotidianidad en Europa, trasladadas a todos los ámbitos de la vida y el fútbol, sin lugar a dudas, no es la excepción. Ya el martes en el partido de la Champions League entre el Borussia Dortmund y el Mónaco se vivió algo muy dudoso con el explosivo en el micro del plantel local, y este jueves, por Europa League, el miedo y el terror se volvieron a apoderar de la escena.

Es que durante la previa del encuentro que iban a disputar Olympique de Lyon contra el Besiktas de Turquía, ambas aficiones se encontraron en una de las tribunas detrás del arco y se armó una tremenda batalla campal, que dejó varios heridos y que retrasó el inicio del partido de Cuartos de Final.

El comienzo del partido se tuvo que postergar hasta tanto no estén dadas las condiciones de seguridad para los jugadores. La pelea fue tal, que muchísimos simpatizantes tuvieron que invadir el campo de juego para no ser alcanzados por las piñas, patadas, sillas y más objetos que se arrojaban los ‘ultras’.

Una vez controlado el altercado, y con tanta gente en el campo de juego, los jugadores que habían vuelto por precaución al vestuario luego de abandonar el campo en pleno calentamiento, el presidente del equipo local tuvo que pedir por micrófono que todos volvieran a sus asientos. Increíble.

El partido se disputó con total normalidad y el local, Olympique de Lyon logró ganar por 2 a 1 con dos goles en el último tramo del partido y así encaminar la serie a su favor. Deberá defender la victoria en Turquía y así concretar el pase a las Semifinales de la copa.

https://twitter.com/DeFutbolMX1/status/852630678978142208

 

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta