Barcelona's football star Lionel Messi (L) and his father Jorge Horacio Messi listen as they face judges in a tax fraud case at the courthouse on June 2, 2016 in Barcelona. The 28-year-old football star was cheered and jeered as he emerged from a van accompanied by his father Jorge Horacio Messi. The two are accused of using a chain of fake companies in Belize and Uruguay to avoid paying taxes on 4.16 million euros ($4.6 million) of Messi's income earned through the sale of his image rights from 2007-09. AFP PHOTO/ POOL/ ALBERTO ESTEVEZ / AFP / POOL / ALBERTO ESTEVEZ (Photo credit should read ALBERTO ESTEVEZ/AFP/Getty Images)

Messi atraviesa un momento definitorio para su carrera profesional y vida privada. Es que la fiscalía que lo acusa de fraude fiscal, condenó en una Audiencia al jugador del Barcelona y a su padre a 21 meses de prisión por haber defraudado en 4,1 millones a Hacienda mediante un entramado de sociedades interpuestas.

El principal punto fuerte de esta causa es que en la mañana del jueves la fiscalía presentó al Tribunal Supremo la causa y la condena, con todas las pruebas y con la premisa que Messi “debe ser considerado responsable de los delitos fiscales por los que ha sido condenado porque no podía desconocer que debía declarar y pagar impuestos por las sumas que recibía” a cambio de explotación de sus derechos de imagen.

Y el Tribunal Supremo ha comenzado a revisar la causa, teniendo en sus manos la decisión de ratificar la condena sugerida por la fiscalía o modificarla. Si la condena es mantenida, Lionel Messi se evitará ir a la cárcel, ya que al ser una condena menor a los dos años, es excarcelable en España.

Pero claro, si el Tribunal decidiera aumentar la pena, con solamente tres meses más ya Lionel Messi no podría evitarse la prisión. En primera instancia, esto es difícil que suceda, puesto que la reparación del daño ha sido bien considerada por la fiscalía. De todas formas, la multa para Lio rondaría los dos millones de euros.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta