En Old Trafford (o el teatro de los sueños para algunos), el conjunto de José Mourinho empató ante el Celta de Vigo con goles de Fellaini para los diablos rojos y de Roncaglia para los celestes y gracias al resultado de 1 a 0 en la ida se clasificaron los reds. El United vuelve a una final europea luego de la del 2011 ante el Barcelona por la Champions League.

En la vuelta de las semifinales, el Celta debía marcar uno para igualar las cosas, debido a su condición de visitante y el gol que había recibido cuando fue local en la ida la semana pasada. La primera la tuvieron los de Berizzo a tres minutos de comenzado el encuentro, por medio de Iago Aspas, que Sergio Romero logró tapar y enviar al córner. Pero a los 11´ por medio de Pogba y Rushford, el United generaba la primera y cinco minutos más tarde la segunda que terminó en gol del belga, Marouane Fellaini, luego de un perfecto centro al segundo palo del ya mencionado Rushford. 1 a 0 arriba y un pie y medio dentro de la máxima cita. A los 26´ Pablo Hernández probó de afuera a su compatriota Romero, y el que defiende el arco de la Selección Argentina la envía nuevamente al córner. Ya en el segundo tiempo y varias oportunidades para ambos conjuntos, por medio de Facundo Roncaglia (ex-Boca) a los 84´, los de Vigo empataban el encuentro y necesitaban uno más para dar vuelta la serie. Cuatro minutos más tarde el argentino y el marfileño, Bailly salieron expulsados luego de una trifulca en el centro del campo. Uno menos para ambos equipos. Fueron agregados seis minutos ya cumplidos los 90´ y cuando se consumía el último de lo agregado por el colegiado Ovidiu Haţegan, el sueco Guidetti desperdició una chance clarísima con el arco casi vacío, luego de que su compañero Beauvue le cediera las gentilezas. Pitido final.

Manchester United tiene frente al Ajax (quién ganó su serie ante el Lyon con un global de 5 a 4), la oportunidad de conquistar el único trofeo que no tienen sus vitrinas, el próximo miércoles 24 de mayo a las 15:45 horas en el Friends Arena de la ciudad de Estocolmo en Suecia. Una final que promete mucho…

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta