La alegría en River es inmensa. El equipo de Gallardo ya está hace una semana clasificado a los octavos de final de la Copa Libertadores, con dos encuentros por disputar en la fase de grupos, y ayer derrotó a Boca por 3-1 en una nueva edición del fútbol argentino. Pese a todo esto, las lesiones no pasaron una buena factura, sobre todo en los laterales de la defensa, y todo es una incógnita pensando en lo que se viene.

Milton Casco jugó un minuto en el clásico, y salió, en teoría, con una distensión de ligamento interno de la rodilla, que lo tendría afuera de las canchas entre cuatro y seis semanas. A esto, pensando en la izquierda, hay que sumarle que Luis Olivera, el sustituto original, se desgarró el jueves pasado por copa, mientras que Leandro Vega, central que ha jugado mucho de lateral, está recuperándose de un cuadro de paperas.

De esta manera, tal como sucedió ayer, Mayada saca puntos para mantenerse como lateral izquierdo, aunque debemos tener algo en cuenta: Moreira llegó a la quinta amarilla, entonces los problemas llegan al otro lado de la cancha. Igualmente, River tiene algo entre manos, y es el artículo 225, ya que Montiel (otro que seguramente sumaría minutos en esta situación) y Palacios están en Vietnam con el Seleccionado Sub 20.

La idea de Gallardo, confirmada hoy en alguna entrevista, es poner un equipo similar al de Emelec frente a Melgar, es decir, con mayoría de suplentes. Pero teniendo en cuenta estas bajas en los laterales, no sería extraño pensar en una línea de 3, para que Moreira (si se pide el 225) y Mayada estén el lunes con Gimnasia en La Plata. La línea de tres no sería algo tan extraño, si pensamos que Mina, Lollo y Martínez Quarta compartieron los segundos 45 minutos el pasado miércoles. Será clave la jornada de mañana, cuando salgan los concentrados.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta