El conjunto de Antonio Conte superó por 4 a 3 a los de Walter Mazarri en Stamford Bridge.

Chelsea recibía a Watford, en un encuentro pendiente por la fecha 28, rodeado de un ambiente alegre y festivo debido a la conquista del título el viernes pasado ante West Bromwich. Antes del inicio, el campeón fue homenajeado por su rival con un pasillo de felicitación.

En el encuentro, el conjunto londinense, con mayoría de suplentes, se adelantó en el marcador en el minuto 22 con un gol del histórico John Terry, que disputa su última temporada en el club. Dos minutos después, el capitán de los “Blues”, cometió un grosero error y en un defectuoso despegue de cabeza, le dejó servida la pelota a Etienne Capoue, que puso el 1-1 de cabeza. En el minuto 36, otro defensor de Chelsea se convirtió en goleador, en este caso fue el turno de César Azpilicueta, que es lateral derecho aunque jugó de extremo, el español aprovechó un despegue de la defensa rival tras un córner de Eden Hazard y tras controlar la pelota sacó un fuerte disparo de derecha para darle el 2-1 a su equipo.

En el complemento, el local puso el 3-1 a los 4 minutos a través de Michy Batshuayi, que el viernes había anotado el gol del título, el tanto del jugador belga parecía liquidar el encuentro pero el conjunto de Walter Mazarri tenía otros planes. Dos minutos después, Daryl Janmaat realizó una gran jugada personal por la banda izquierda, superó rivales, ingresó al área y definió de excelente forma en el mano a mano ante Asmir Begovic. Contra todo pronóstico, el conjunto visitante llegó el empate tras sacar ventaja de otra falla defensiva del Chelsea, en el minuto 74 Tom Cleverley metió un centro y ningún defensor “Blue” fue capaz de sacarla y esta desantención fue aprovechada por Stefano Okaka, que aprovechó para meter un derecho y poner el 3-3. Pero el conjunto de Antonio Conte quería que la fiesta fuese completa y fue por el triunfo, en el minuto 88, William asistió a Cesc Fábregas y el español definió de primera con un remate inalcanzable para Aurelio Gomes.

Tras el pitazo final, hubo fuegos artificiales y lanzamiento de papeles aunque la entrega del trofeo, el momento más emotivo y significativo, se llevará a cabo el próximo domingo cuando Chelsea reciba el descendido Sunderland en Stamford Bridge por la última fecha del campeonato. Con el triunfo conseguido, el conjunto de Londres alcanzó las 90 unidades, algo que ningún equipo había logrado desde la temporada 2008/09 cuando Manchester United ganó el título con ese misma cantidad de puntos. Asimismo, los “Blues” si vencen a los “Gatos negros”, como se preveé, establecerán un récord de 30 triunfos en una sola temporada además consecuentemente llegarán a 93 puntos, en lo que se convertiría en la segunda mejor campaña realizada por un campeón, justamente Chelsea tiene el récord, correspondiente a la temporada 2004/05 cuando consiguieron sumar 95 puntos.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta