En los últimos días circuló por las redes sociales una foto de una empleada de una clínica de la Fundación Favaloro que se tomó una fotografía con Guillermo Barros Schelotto, entrenador de Boca, haciendo un gesto con la mano en alusión al triunfo de River en el Superclásico por 3 a 1.

La imagen se viralizó y la joven se hizo famosa por unos días. Pero la fama le salió cara: Schelotto estaba en carácter de paciente, por lo que la institución tomó la burla como una ofensa incumpliendo el código de ética, y ahora tomará medidas. La joven será sancionada y suspendida.

La Fundación Favaloro emitió un comunicado repudiando el hecho y explicando las medidas que tomarán.

 

Comunicado de la Fundación Favaloro
Buenos Aires, 18 de mayo de 2017. -La Fundación Favaloro lamenta profundamente la actitud irrespetuosa e inaceptable de uno de sus empleados, al difundir una fotografía agraviante de un paciente.
Nuestra esencia siempre ha sido y será el respeto y el cuidado hacia nuestros pacientes, la preservación del derecho a la intimidad y la confidencialidad, principios con los cuales el Dr. René Favaloro creó esta institución, y hoy trabajamos denodadamente por sostenerlos, y contamos con las herramientas para su cumplimiento.
La institución tomará las medidas correspondientes teniendo en cuenta la magnitud del hecho, siguiendo los lineamientos que marca nuestro código de ética, nuestros valores, y por supuesto en el marco de la ley.
Pedimos públicamente disculpas a todas aquellas personas que se hayan sentido afectadas y seguiremos trabajando para mejorar cada día la calidad de atención de nuestros pacientes, privilegiando siempre la medicina al servicio del humanismo médico.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta