Por Gabriel Vázquez

El Granate cayó por 2 a 1 con Chapecoense en la Fortaleza y complicó su pase a Octavos de Final. En la última fecha, deberá ganarle a Nacional en el Centenario. Dudas por jugadores del conjunto brasilero que estaban suspendidos para este encuentro. Lanús presentará reclamos.

El primer tiempo fue muy entretenido. Los dos equipos plasmaron sus formas de jugar y desde el comienzo, el Granate tuvo dos aproximaciones: la más clara fue un cabezazo de Nicolás Aguirre, que fue atajada por Jandrei. Lanús se acercaba pero no lograba marcar la diferencia y cambiar el rumbo del encuentro. El partido parecía más equilibrado para el local, pero luego de una asistencia en el mediocampo, y un centro al punto penal, Wellington Pauilista se demarco de Herrera y metió un cabezazo al palo más alejado de Andrada. El gol no afecto los principios de Lanús, que domino los últimos veinte minutos con buen juego en el mediocampo y explosión en los últimos metros. El Granate se acercó con peligro al arco de Chapecoense, pero las buenas reacciones del arquero brasileño y la falta de determinación, le impidieron al equipo de Almirón igualar el encuentro antes del descanso.

En la segunda parte, Lanús mantuvo la tranquilidad de la primera parte y busco el empate por todos los medios. El mediocampo funciono y los laterales intervinieron en el ataque cuando se los necesitaba. Los minutos corrían y el local era más pero no podía con el arquero de Chapecoense, que fue la figura del partido. Almirón ante esto, decidió abrir más al equipo y Lautaro Acosta desbordo con facilidad en el lateral derecho. El local se encontró a los 35 del suplemento, con una mano polémica luego de haberse ejecutado el córner. Paulista exagero el contacto de Román Martínez, y como la pelota le quedo alta para despejar, el 9 metió la mano que desvió el trayecto de la pelota. José Sand se encargó de patear el penal y sin misterios, acomodo la pelota al palo izquierdo de Jandrei. Con el empate, el transcurso fue más intenso y Chapecoense salió a buscar el gol, con uno menos. El visitante se iba a llevar la victoria, luego de que Luiz Otavio, anticipo al central Granate y dejo a Andrada sin reacción. Con estos tres puntos, Chapecoense, llega a los 7 puntos y tiene que ganar para asegurarse el pase a octavos. Lanús por su parte, quedó segundo y deberá ganar para no depender de nadie.

La polémica del encuentro se supo luego del pitido final; Luiz Otavio, quien marcó un gol clave para todo el grupo 7, no estaba habilitado para jugar este partido. Lanús presentara una explicación de la Conmebol por el particular caso.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta