Por Lucas Caselli – @lucascaselli99

Figurita repetida: Otra vez Independiente dejó pasar una chance importantísima, esta vez, al igual que los últimos seis años, el máximo ganador se quedo (Por el momento) fuera de la Copa Libertadores.

Era impensado, Independiente había tenido un paupérrimo primer semestre, en el que habían acabado en el puesto 9º, así, las ilusiones de los hinchas se habían desbarrancado y parecía que iba a ser otro semestre mas sufriendo con un equipo que no juega a nada y que para colmo, no convierte goles. Párrafo aparte para la aplastante derrota ante Racing en el Cilindro y para la eliminación temprana de la Copa Argentina ante Defensa y Justicia. Gabriel Milito se fue con una dolorosa derrota ante Banfield por 1 a 0 y llegó Ariel Holan. Poco a poco, el ex entrenador del Halcón, formó un equipo aguerrido y de buen nivel, le devolvió la ilusión al hincha y hasta incluso llegó a pelear codo a codo por el titulo, pero en la noche del martes en el Libertadores De América estaba la cita mas importante del semestre, el Rojo recibía a Lanús, sabiendo que una victoria le daba el pase directo a la fase de grupos de Copa Libertadores.

Hasta el día de ayer, habían pasado 2268 días de aquel partido de Independiente en Montevideo, cuando el Rojo superó a Peñarol por 1 a 0 (Parra) y el Rey de este certamen, cerraba su participación en la Copa Libertadores 2011, de aquel partido, pasaron seis años, dos meces y 16 días (Hasta ayer 15). Es imposible que algún hincha no se haya ilusionado con llegar al certamen continental mas importante, este equipo le trajo al club una ilusión que hace muchos años no estaba, pasaron momentos muy negros, desde aquella participación hasta el 2017, problemas económicos, el descenso en el 2013, entre otros factores. Pero ayer, Independiente estuvo a un pasito , de ingresar a una competición de la cual nunca debió dejar de participar. Salvando las distancias. ¿Una Libertadores sin Independiente, no seria lo mismo que una Champions sin el Real Madrid?

Mirar hacia el futuro: Es cierto que aun Independiente tiene posibilidades muy lejanas de ingresar a la Copa, pero los jugadores, los hinchas y el cuerpo técnico, deben olvidar rápidamente la noche de ayer y proyectar un equipo en el que si se mantiene la base y llega un delantero con gran promedio de gol, puede rendirle frutos a la institución de Avellaneda. Compromiso, Actitud e Intensidad.

“Caerse esta permitido, levantarse es obligatorio”

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta