Por Leandro Procopio – @leanprocopio13 

El conjunto dirigido por Carlo Ancelotti derrotó por 5 a 4 en penales a Borussia Dortmund, tras un empate 2-2, en el Signal Iduna Park y se consagró campeón por segunda vez consecutiva y ante el mismo rival de la Supercopa alemana.

Los goles de “los amarillos” los convirtieron Pulisic, a los 12 minutos de la primera mitad y Aubameyang, a los 71 de partido, mientras que los tantos “Bávaros” fueron obra de Lewandowski, a los 18 minutos de juego y Bürki, en contra, a dos del final.

Bayern Múnich se redimió y pudo levantar cabeza tras las derrotas en amistosos ante Inter, Liverpool y Napoli, sin poder anotar, y quedó como único máximo ganador del certamen, con 6 títulos, dejando así al Dortmund con 5.

Borussia Dortmund, por su parte, suma su tercera derrota seguida con Peter Bosz al mando, ya que viene de caer en amistosos frente a Espanyol y Atalanta.

A modos de conclusión final podemos decir que, con numerosas y considerables bajas, ningún equipo supo estar a la altura del encuentro, pero la suerte estuvo solo a favor de uno en los penales, donde Kimmich, Rode y Bartra fueron quienes no pudieron acertar a la red.

Bayern Múnich: Ulreich; Kimmich, Martínez, Hummels, Rafinha; Rudy(C), Vidal, Tolisso (Sanches); Müller (Coman), Lewandowski, Ribéry.

Suplentes: Früchtl, Süle, Coman, Tillman, Friedl, Sanches, Pantovic.

Borussia Dortmund: Bürki; Piszcek, Sokratis(C), Bartra, Zagadou (Passlack); Castro, Sahin, Dahoud; Dembélé, Aubameyang, Pulisic.

Suplentes: Weidenfeller, Subotic, Isak, Rode, Philipp, Passlack, Toprak.

Árbitro: Felix Zwayer.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta