Driussi no convirtió aunque repartió dos asistencias en la victoria del Zenit.

El conjunto plagado de argentinos vapuleó 5-1 al Spartak de Moscú y obtuvo su cuarta victoria al hilo.

 

El Zenit de San Petersburgo continúa indomable en la Liga Rusa ya que sumó su cuarta victoria en cuatro partidos disputados, siendo el Spartak de Moscú la nueva víctima que sucumbió por 5 a 1.

Con Ezequiel Mammana, en su debut, Leandro Paredes y Sebastián Driussi desde el arranque, el cuadro local hizo delirar los espectadores presentes en el estadio Krestovski, que vieron como su equipo se iba al descanso con una ventaja de dos goles por las conquistas de Kokorin y Erokhin a los 36 y 45 minutos respectivamente.

En los segundos cuarenta y cinco minutos la intensidad no bajó y la diferencia se amplió a cuatro goles gracias a las conquistas de Criscito y Kuzyayev a los 57 y 63 respectivamente. Promes anotó el gol del honor a los 72 para el Spartak, que cinco minutos después sufriría el gol en contra de Rebrov para decretar el 5-1 definitivo.

Sobre el cierre del encuentro, un altercado le valió la expulsión a Fernando Lucas y a Smolnikov para que ambos equipos finalicen con diez jugadores cada uno y no puedan contar con ellos en la próxima fecha.

La jornada dominical concluyó con la victoria 2-1 del Tosno sobre el Arsenal Tula en condición de visitante, al igual que el Rubin Kazán que se impuso por el mismo resultado frente al CSKA de Moscú. Por último, el Krasnodar y el Ural Sverdlovskaya repartieron puntos al igualar a uno.

Con estos resultados, el Zenit sigue liderando la tabla de posiciones en Rusia con cuatro victorias en cuatro presentaciones, igualado en puntos con el Lokomotiv de Moscú que también cuenta con puntaje ideal.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta