Por Juan Calderaro – @juancalde_

Es conocido mi desprecio hacia Aguirre. Y creo que no me equivoco cuando digo que manejo el tren de los piden que se vaya: vengo pidiendo su destitución desde aquél partido donde Chapecoense nos dejó afuera de la Sudamericana con un gol de visitante; algo que, en mi parecer, es incompresible y la manera más tibia de quedar desclasificados de una copa.

Más allá de eso, hasta el 30 de junio la culpa la tenía Aguirre. Desde ahí hasta ahora es toda de la dirigencia. Con el caprichito de Lammens de no echar técnicos le renovaron contrato un DT incapaz, soberbio, inútil y cagón, que no ganó nada, que no tiene ideas ni conceptos, que entrena una hora por día, entre otras tantas cosas; y que hoy quedó eliminado contra un equipo con un presupuesto diez veces menor, como frutillita del postre.

No entiendo que mérito tuvo Aguirre para ganarse la renovación. Siempre lo salvaron las individualidades, nunca planteó nada y nos dejó afuera de todo. Pero como dije, la culpa no la tiene el chancho sino el que le da de comer.

Los dirigentes nos vendieron el chamuyo del proyecto y después nos enteramos que Aguirre firmó por un año (menos mal). Sumarle a eso que desarmaron un equipo, vendieron a los más desequilibrantes por dos mangos y trajeron refuerzos que son más falopas que el DT (Botta nunca podría reemplazar a Blanco, por favor).

Estoy cansado de que les chupe un huevo, el primer semestre lo descartaron sin preocupaciones y así nos fue. Ahora quisieron romper el mercado de pases vendiéndonos nombres fantasiosos mediante sus partidarios pagos para ilusionar al hincha autentico, terminaron trayendo a jugadores que no salen de la media. No se trajeron refuerzos, se trajeron incorporaciones (Gonzalo es la única excepción).

Con el caprichito también dejaron ir a Ortigoza, el único que generaba algo de juego. Y ojo, no estoy diciendo que Néstor era la solución, los últimos 6 meses de él fueron tan miserables como todos los del plantel, pero si antes éramos un desastre, ahora lo somos más sin él.

Solo le pido una cosa: háganse cargo. Salgan a pedirle perdón al hincha, que ilusionado sigue copando en todos lados, gastando guita, dejando todo para ver al Ciclón.

Pidan perdón por renovarle a Aguirre, pidan perdón por desarmar el equipo, pidan perdón por mentirle al socio, pidan perdón por los caprichos, pidan perdón por siempre mostrar una sola cara de la moneda. Salgan a decir que no hay mango, que le debemos casi un palo a Estudiantes por Cerutti, que no hay plata para la vuelta a Boedo, que le debemos guita a Aguirre y por eso no quiere renunciar.

Acá hay muchos culpables, pero los de arriba son los que llevan el timón, estoy cansado de que sus partidarios cuenten la verdad que ellos quieren, y que hagan campaña en contra de técnicos sólo porque no le dan notas.

Quisiera eludir todo esto, pero se me hace difícil, nadie sale a poner la cara. Es muy difícil escribir caliente pero es lo que me sale de alma. Al fin y al cabo, somos nosotros los que siempre vamos a estar, los demás están de paso. Ojalá dejen de pelotudearnos y hagan las cosas bien.

Ah, y una cosita más: HAGANSE CARGO.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta