Otra desilución. Argentina volvió a fallar, sobre todo en la definición, y no pasó de un pobre 0-0 con Perú. Cambio de esquema, de estadio, de jugadores, ya pasaron entrenadores y presidentes de AFA, pero esto sigue igual. Solo una cosa está ayudando al combinado celeste y blanco y son los otros. Los resultados en las canchas ajenas hacen que Argentina, así y todo, aún tenga muchas chances. Eso sí, son matemáticas, porque si vamos a lo futbolístico y sobre todo a lo mental, parece estar muy lejos el boleto a Rusia.

Si vemos el vaso medio lleno, hay que decir que enfrentaremos a un equipo ya eliminado, y que en caso de ganar, Argentina quedará mínimo en el repechaje, y con grandes chances de ir directo. Si suma de a tres, evitará el repechaje si Chile no le gana a Brasil de visitante, si Colombia le gana a Perú, si empatan y si los peruanos no se imponen por una diferencia mayor a la de los de Sampaoli.

Alguna vez hay que ganar, es cierto, sino no podemos pretender viajar a Rusia. Pero tantas cosas vienen pasando en estas eliminatorias, que Argentina tiene chances hasta empatando. Es cierto, será una lucha, con la radio en la mano, ya que se jugarán cosas importantes en las cinco canchas, por eso todos los encuentros se disputarán desde las 20:30. Para saber, Uruguay está casi adentro, por eso será en donde estemos menos atentos, pero los otros encuentros se jugarán más que nunca.

En principio, tal como decíamos, Argentina debe ganar, pero en caso de no lograrlo, y tener que empezar a combinar resultados, Perú debería caer con Colombia, y Venezuela, sin chances, sacarle puntos a Paraguay, en Asunción. Si se empata, también importa lo que suceda en Brasil, que debería ganarle a Chile por una buena diferencia. Ya está todo planteado, cinco equipos parecen luchar por tres puestos, si damos a Uruguay casi clasificado, habrá que empezar a sacar cuentas, aunque claro, si nos decidimos a ganar, estaremos a un paso de hacer el check in en suelo ruso.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta