Atlético Tucumán venció por la mínima  a Vélez y avanzó a semifinales de Copa Argentina donde enfrentará a Rosario Central. El autor del tanto fue Favio Álvarez y el Laucha Lucchetti fue la figura del encuentro.

El cotejo arrancó a las 21:10 en el estadio 15 de Abril en Santa Fe, que contó con la presencia de ambas hinchadas. El partido de antemano no parecía llamarle a propios y extraños. Y claramente se fueron con otros pensamientos. Ya que tuvo varias jugadas de gol, un penal errado y un expulsado.

En el primer tiempo, Vélez fue superior y generó mucho más. A tal punto que en los primeros diez minutos, había llegado con dos mano a mano al arco de Lucchetti, que salió vencedor ante Maxi Romero en ambas ocasiones. La primera de Atlético llegó al minuto seis, un tapadon de Rigamonti a mano cambiada impediría el primer tanto Decano en los pies de Álvarez.

El Fortín tenía la pelota y manejaba los tiempos, sus mediocampistas manejaban la mitad de cancha y hacían de ella un callejón que claramente Álvarez y Miloc no podían controlar. Al minuto 23′, nuevamente Maxi Romero volvería a perder en otro mano a mano con Lucchetti, quien parecía tenerlo estudiado al nueve de la V. Siete minutos más tarde, el Laucha volvería a ser protagonista de una gran atajada, esta vez Andrada no pudo con el ex arquero de Boca en un disparo rasante que terminaría despejando el remate con el pie.

El segundo tiempo se pondría en marcha y como de costumbre, Vélez volvería a tener la primera, nuevamente Andrada y Lucchetti protagonistas, uno rematando sin marca desde afuera del área y el otro mandando la pelota al corner. El gol de Vélez parecía inminente. Y vaya que pudo haber llegado, ya que minutos más tarde, Lucchetti cometería un grosero penal barrer con total imprudencia al jugador de Vélez. Penal que fue malogrado por el Monito Vargas, que posteriormente se agarraba la cabeza y esbozaba su lamento. Ya con Atlético un poco más adelantado y con tenencia de pelota en el segundo cuarto de hora, sufriría la expulsión de uno de sus centrales, Jonathan Cabral, quien recibió doble amarilla tras cortar un claro contragolpe.

La balanza se inclinaba y todo parecía bajo control en el banco de Omar De Felippe, hasta que al minuto 21′, llegaría el primer y único tanto del partido. Favio Álvarez, el autor del gol, quien la pico ante la salida de Rigamonti. Posteriormente a esto, el partido no nos regaló más, observamos a un equipo de Zielinski totalmente atrás y con un Vélez empujando a cara de perro para ver si con suerte y un par de rebotes podían encontrar la igualdad, que nunca llegó.

Atlético Tucumán enfrentara en la semifinal a Rosario Central. Y si gana, a River o a la Morón en la final.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta