Un trágico hecho conmocionó en la tarde del miércoles al mundo del fútbol argentino, y del ascenso especialmente: Daniel Calzón, Presidente de Deportivo Español, se quitó la vida.

Todo sucedió en la localidad de Monte Grande. El mandamás del equipo que milita en la B Metropolitana se arrojó debajo de un tren, situación que culminó con su vida. Según trascendió, el hombre sufría una depresión, agravada por un reciente despido de la importante cadena de restaurantes que gestionaba.

El dirigente y empresario gastronómico transitaba su tercer mandato al frente del “Gallego”. Además, era un hombre cercano a Claudio Chiqui Tapia. “Para el club es una tragedia. El dolor es inmenso”, dijo Luis Tarrío Gómez, vicepresidente primero de la institución.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta