En un partido impresionante, Atlético Tucumán venció en los penales a Rosario Central tras igualar cero a cero en los 90′. El encuentro tuvo varios lesionados y un penal malogrado por parte de Central. 

El primer tiempo arranco de manera puntual, ni un minuto más ni un minuto menos. Central tomó la iniciativa y domino gran parte del primer tiempo. El encuentro presenció una curiosidad y es que tuvo cuatro lesionados, dos por cada equipo. Atlético por su parte intentó golpear de contra con Barbona y Acosta pero no generó más que un remate cercano del Pulga Rodríguez al arco de Central.

Por su parte, el conjunto de Paolo llegó peligrosamente en dos ocasiones. La primera fue a los 35′,  una volea de Carrizo hizo volar a Lucchetti que reaccionó de gran manera con un manotazo. La segunda fue diez minutos más tarde, tras un centro pasado y Camacho cabeceando bajo el arco, lastimosamente no terminó en gol gracias a Lucchetti.

En el segundo tiempo, Atlético salió decidido, de la mano del Pulga Rodríguez que ejecuto un tiro libre que complicaría al ruso y posteriormente Barbona agarraría el rebote colocándola en el palo y quedándole servida en los brazos al ruso. La historia cambiaría de un instante a otro, ya que Central tendría un penal en sí favor, que inmediatamente sería atajado por Lucchetti tras la mala ejecución de Camacho.

Al minuto once, Central encontraría en los pies de Rubén una nueva posibilidad de abrir el marcador, el delantero la encontró tras una serie de rebotes en el área chica y remato, para darle protagonismo al oso Sánchez quien la encontraría de pasada. Tres minutos más tarde, Central comenzaría una ráfaga de situaciones de gol, entre ellas un disparo de Carrizo que daba en el ángulo de Sánchez y la otra, en los pies de Osores -remplazo a Sbuttoni tras lesión- despejando definición de Carrizo sin arquero.

El complemento se puso parejo y para cualquiera, Atlético avisaba con remates desde afuera pero no generaba demasiado. Tras igualar cero a cero en tiempo reglamentario, la serie se definiría en penales. Penales que terminarían dejando a Atlético Tucumán en su primera final de Copa Argentina, y que tuvo al oso Sánchez como figura, atajando dos penales.

El Decano sigue haciendo historia, y espero por el otro finalista, que saldrá entre Atlético Tucumán y Deportivo Morón. Cabe resaltar que si el Millo avanza, Tucumán clasificaría de manera directa a la Copa Libertadores 2018.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta