Por Mauro Montivero – @MauroMontivero7 

Independiente empató en cero con Brown de Madryn y sigue sin encontrar rumbo. El cotejo fue paupérrimo y, Romero, se fue insultado a los vestuarios.

En el inicio del encuentro el local saltó al terreno de juego con la intención de ser protagonista, pero poco duró. Antes de llegar a los primeros diez minutos jugados, Federico Piergiacomi se encontró con el arco de frente, pero este remató muy desviado, mal obrando la única ocasión de peligro del combinado leproso. Pocos minutos después,Trombetta,probó con un violento remate en un tiro libre lejano, que pasó muy cerca del travesaño de Bilbao.Tan solo cinco minutos después se vivió la ocasión mas clara del encuentra; Merolla conectó de cabeza para que Aracena se tenga que lucir y salvar a Independiente. Luego el partido entró en una meseta donde ambos no encontraban las formas para predominar y se conformaban con ello. Cerrando la primera etapa Aracena nuevamente salvó el cero en su arco, tras un remate de un ex Lepra, Leandro Puig; para que ambos se marchen a los vestuarios en cero.

De la segunda etapa se puede decir poco y nada. Precisamente fue eso el complemento, 45 minutos de incertidumbre, sin ideas y con nada de juego por ambos lados. Romero intentó meter mano haciendo ingresar a Quiroga, González y Lucero, pero fue mas de lo mismo. Independiente no encontró en ningún momento volumen de juego y, el hincha, comienza a desesperarse.

El Azul no encuentra los caminos para salir de este bache futbolístico y cada vez se ve más criticado a Romero. ¿Será su último partido al mando de Independiente?

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta