Foto: Clarín

Por Franco Ronzetti

El rojo no pudo con Libertad en Asunción. Fue 1-0 a favor del conjunto paraguayo que conduce Fernando Jubero. Con un gol tan tempranero como polémico de Óscar “Tacuara” Cardozo, Libertad termina quedándose con un resultado muy importante para encarar el partido de vuelta de esta llave que otorga boleto a la final de la Copa Sudamericana. Resultado importante, pero para nada definitorio.

La diferencia de estilos estaba a la vista incluso antes del comienzo del partido. Se sabía que Libertad es un equipo con jugadores muy experimentados, que tiene dos delanteros muy difíciles de marcar, a los cuales se les tira pelotazos permanentemente para que intenten inventar jugadas de peligro. Del otro lado, aparece un Independiente que busca el protagonismo en todas las canchas que visita, en base al juego asociado y a la frescura de algunas individualidades que posee en ofensiva.

Ni bien comenzado el partido, una falla defensiva grave producto de la desconcentración con la que el rojo arrancó el encuentro, le dio el único grito de gol a Libertad, con una certera definición de Óscar Cardozo, que dejó sin respuesta al golero Campaña. Un detalle a destacar, es que cuando Cardozo baja el pelotazo que después terminaría en gol, lo hace con su brazo izquierdo, situación que tanto el árbitro como el juez de línea ignoraron. El gol no fue anulado como se debía, y el rojo pagó muy caro una desatención en el fondo.

Minutos más tarde, el uruguayo Gastón Silva cubrió una pelota en defensa para que Campaña la tome, pero los charrúas no se entendieron y el central zurdo terminó pasándosela a su guarda vallas, lo que derivó en un tiro libre indirecto dentro del área. Por suerte para el rojo, esta acción no pasó a mayores.

“Hubo diez minutos pésimos en donde nos costó encontrar confianza. El segundo tiempo fue todo nuestro. No pudimos concretar. Quedan 90 minutos” declaró Nicolás Tagliafico ni bien terminado el partido. El capitán tuvo las palabras justas para describir el trámite del cotejo.

Luego del gol, Libertad siguió incomodando al conjunto de Ariel Holan a base de pelotazos y buen juego aéreo durante los primeros 15 minutos, pero luego el rojo fue dejando atrás la desconfianza que le generaron esas situaciones complicadas en el fondo y empezó a circular bien el balón, buscando y armando jugadas con paciencia, y con pinceladas de Barco y Sánchez Miño, que fueron los más destacados de Independiente en la primera mitad.

El arranque del segundo tiempo fue totalmente distinto al primero. El rojo salió a buscar decididamente el empate. Lamentablemente no pudo quebrar ese planteo defensivo del elenco gumarelo. Tuvo varias situaciones pero falló en la definición de las mismas. Un tiro libre de Barco bien tapado por el arquero Muñoz, un tiro de Leandro Fernández que se fue muy alto, una definición defectuosa por parte del Torito Rodríguez, y un cabezazo de Sánchez Miño sobre el final del partido con posterior atajada del arquero de Libertad, fueron las chances más importantes que generó el rojo, que fue dueño del complemento y terminó cerrando el partido con el 71% de la posesión.

A la visita solo le faltó lo más importante: convertir lo generado. Pero la serie quedó totalmente abierta y las estadísticas muestran que el rojo se ha hecho muy fuerte jugando como local en esta competición (sobre 4 jugados, 3 ganados y uno empatado con 8 goles a favor y 2 en contra). Además, cabe destacar que Independiente ya revirtió un 0-1 en la presente edición. Fue ante Atlético Tucumán, por los octavos de final. Aquella vez el rojo venció al decano por 2-0 en el Libertadores de América con un hombre menos.

Para tener en cuenta: en Libertad se fue expulsado Tacuara Cardozo tras un brutal codazo a Alan Franco, a poco más de 15 minutos del final. No podrá estar para la vuelta en Avellaneda. También se pierde el desquite Antonio Bareiro, quien vio la tarjeta amarilla y llegó al límite de amonestaciones. Dos bajas sensibles para los dirigidos por Jubero.

El próximo martes a partir de las 21:15, el rojo buscará dar vuelta la serie en el Libertadores de América, para volver a una final internacional luego de mucho tiempo. Libertad intentará mantener la diferencia lograda en Paraguay como lo hizo ante Racing. Y a propósito de Racing, Independiente deberá jugar el clásico el próximo sábado en el Cilindro de Avellaneda, en lo que será la antesala del partido de vuelta.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta