Tarde de máxima tensión se vivió en Avellaneda, más precisamente en la sede de Independiente. Es que el Rojo juega la Final de la Copa Sudamericana ante Flamengo en el Maracaná y la gente espera poder asistir al encuentro y acompañar al equipo en esta instancia decisiva.

El club brasileño le brindó al argentino unas 4 mil entradas, que oficialmente informaron se pondrían a la venta el jueves a las 14 vía web. Lo cierto es que en unos pocos minutos los tickets ya estaban increíblemente agotados, y la mayoría de los usuarios que sí pudo comprar, comentaron que en la cola virtual no había más de doscientas personas.

Para colmo, al rato el club emitió un comunicado informando que el sistema estaba colapsado y que intentarían solucionarlo; y luego otro explicando que estaba todo agotado. Pero claro, pequeño detalle: de las 4 mil, solo mil quinientas se pusieron en venta, porque el resto ya estaban destinadas a otros fines.

Por tal motivo, los hinchas del Rojo coparon la sede de la Avenida Mitre en Avellaneda en reclamo de las entradas. Muchos de ellos con pasajes a Río de Janeiro en mano cortaron la calle hasta que las instalaciones del club finalmente cerraron las puertas sin dar explicaciones ni respuestas.

La gota que rebalsó el vaso fue que, a horas de la noche, en páginas de compra venta aparecieron publicaciones ofreciendo entradas para la final. La duda que impera en el mundo Independiente es: ¿cómo las consiguieron, si en teoría las mil quinientas se vendieron por sistema web solamente a los socios?

Ahora los hinchas que ya tienen sacado el vuelo a Brasil esperan que aparezca un remanente, y desde ya, las lógicas explicaciones de la Comisión directiva. Además, tampoco se sabe dónde se venderán, si en Argentina o en Brasil, lo que también hace poner en duda la fecha del viaje.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta