La derrota en Copa Italia no afectó el rendimiento, al menos en lo numérico, de Nápoli en el campeonato de la Serie A. Los del sur se levantaron de la caída con Atalanta por el otro certamen doméstico, venció 2-0 a Hellas Verona como local y se aseguró mantenerse en la punta al menos una fecha más.

El partido costó más de lo que se esperaba. Nápoli llegaba al cotejo como líder, mientras que Verona se encuentra en puestos de descenso. Las posturas fueron claras, el local agarró la pelota e impuso condiciones, pero se encontró con un cerrojo defensivo muy difícil de derribar. Así fue la primera parte, que ayudada por el palo y buenas atajadas de Nicolás, se fue en tablas.

El segundo tiempo fue distinto ya que los napolitanos pudieron encontrar la efectividad. La tendencia era la misma, el local cada vez más adelantado, pero sin eficacia, hasta que el gol llegó de la manera menos pensada. Koulibaly, uno de los pocos jugadores altos del equipo de Sarri, ganó por arriba y de cabeza puso el 1-0 parcial, que le dió mucha tranquilidad al conjunto de camiseta amarilla. Ya promediando el complemento, tras una buena jugada de Insigne, Callejón apareció en el segundo palo para ahora sí liquidar el encuentro.

De esta manera, Nápoli sabe que seguirá en lo más alto 15 días, teniendo en cuenta que Juventus no lo puede alcanzar en esta fecha, y el próximo fin de semana habrá parate. Luego, se vendrá una visita muy complicada, ante Atalanta, que viene haciendo un buen torneo, y de yapa, lo derrotó por Copa, como ya hemos detallado.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta