Tremendo partido vimos hoy en Anfield, quizás el mejor en lo que va del año en el fútbol de alto nivel. Liverpool terminó con la racha del City, que acumulaba 30 partidos sin perder en la Premier (no había conocido la derrota en este torneo, donde es el cómodo puntero), y lo derrotó 4-3 en un partido que tuvo de todo.

Gran expectativa había para este partido y sin dudas que el público vio mucho de lo que esperaba. La salida de Coutinho al Barcelona, y la llegada de quizás el mejor equipo del continente en lo que va de la temporada hacía que el encuentro a jugarse en Anfield sea el plato fuerte de la fecha. Klopp apostó por Chamberlain en lugar del mencionado brasilero, y no erró, ya que marcó el primer tanto del partido (luego lo empató Sane), y participó en otros.

Ya en el complemento, Liverpool apretó muy bien la salida rival, y tuvo unos 15 minutos tremendos, donde llegó a los goles de la mano de todos sus delanteros (Firmino, Mane y Salah) y parecía liquidar el partido. Era un festival, 4-1 ante el líder, que luego aprovechó el descanso del local y se puso a tiro, pero no le alcanzó.

De esta manera, Liverpool se afirma en zona de Champions tras el concluido 4-3, con los mismos puntos que Chelsea y United (los de Mou mañana se pondrán al día), mientras que el City sigue cómodo líder, pero ya conoció la derrota.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta