El Barcelona, en busca de seguir sacando ventaja a sus perseguidores -sin Messi entre los titulares-, se topó con un Espanyol que no dio tregua -al igual que en el encuentro de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey- y logró ponerse en ventaja en lo que luego terminó siendo un empate 1-1 que aún así los mantiene líderes a doce puntos del Atlético de Madrid, su principal perseguidor.

La primera llegó por medio del ex periquito y nuevo jugador blaugrana, Philipe Coutinho, que desde afuera del área a los 22´ estampó un potente remate en el travesaño del arco que defiende Diego López; 0-0 hasta el momento. Llegados los 45´, Leo Baptistao amaga frente a Ter-Stegen y el balón le queda largo, pero lo domina -ya estando fuera- y pone un pase gol para que Gerard la empujara dentro y generara la euforia en todo el estadio periquito, pero Gil Manzano con autoridad decretó saque de arco para el Barcelona. Ya en el complemento, a los 60´ ingresó Lionel Messi desde el banco por Paco Alcacer; cinco minutos más tarde, Sergio García centró al área y dirigió el balón hacía la cabeza de Gerard, para decretar el 1-0 parcial en el marcador. Solo dieciséis minutos necesitó el equipos de Ernesto Valverde para poner tablas en el marcador, por medio de un centro del número diez, para que Piqué cabeceara dentro del arco; 1-1 y el resultado no se movería de ahí.

El próximo encuentro de los blaugranas será frente al Valencia, por la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey, dónde en la ida se impuso como local por 1-0 con gol de Luis Suárez; este jueves desde las 17:30, buscarán mantener la ventaja -y seguro ampliarla- y alcanzar por cuarta vez consecutiva una final de este certamen, en el cual se llevó las tres últimas ediciones.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta