En el Sánchez Pizjuán, con el 2-0 en el marcador -tras el 1-1 en la ida-, los sevillanos vencieron al Leganés y dirán presente una vez más en una final de copa; el Barcelona lo acompañará en la cita final por el título.

Con Gabriel Mercado, Ever Banega, el “Mudo” Vázquez y el “Tucu” Correa desde el arranque, Vincenzo Montella salió con lo mejor para dar el gran golpe y llegar, en menos de seis meses al mando del equipo andaluz, a una partido definitorio. El primer tanto llegó a los catorce minutos por el lado derecho; un sprint por parte de el colombiano Muriel le permitió quitarse a su marca de encima y así poner un centro a los pies de Correa, con el cual intercambió roles solo en esa jugada y así se pusieron en ventaja, lo que causó la euforia de todo el público local; el Sevilla estaba llegando a una nueva final. Hasta el final, los blanquirrojos fueron superiores, y fue así como el “Mudo” Vázquez sentenció la serie contra el Leganés, cuando a dos minutos de que se cumpla el tiempo reglamentario, puso un bombazo en el ángulo del arco que defiende el argentino Nereo Champagne; pitazo final en Sevilla y la serie terminó 3-1 con festejo del local en la vuelta.

Ahora a los de Montella les toca el Girona como local, por la vigésimo tercera jornada de Liga Santander; el domingo desde las 8:00, buscarán no perderle pisada a los puestos europeos y revertir la imagen negativa que dejaron la pasada fecha, cayendo por 1-5 contra el Eibar.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta