Más que complicado era el panorama para Nápoli. Juventus ayer había ganado y momentáneamente le sacaba la punta, sumado a que el rival de los de Sarri, el peligroso Lazio que marcha tercero, se ponía en ventaja casi desde el vestuario. Pese a todo esto, los del Sur pudieron reponerse, golearon y nuevamente se subieron a lo más alto del campeonato, con una gran marca.

De Virj aparecía para meter mucha incertidumbre en el San Paolo, y para colmo Lazio dominaba. Tenía la pelota y demostraba su poderío, sumando a que se hacía fuerte en la tabla por el ingreso a las copas, hasta que Nápoli se avivó en un tiro libre que sacó rápido, Callejón apareció solo y definió bárbaro para poner el 1-1 a los 43 y llevarse ese resultado al entretiempo.

Ya en el complemento, apareció el fútbol total de Nápoli. Claro que tuvo un poco de suerte, ya que el 2-1 se dio por un gol en contra de Wallace, y en el tercero Zielinski casi que sin querer metió la pelota en la red tras el remate de Mario Ruis. Pero si vamos al funcionamiento, Nápoli fue una máquina en el complemento, manejó todos los hilos, y hasta llegó a la goleada con un tanto espectacular de Mertens. De esta manera, en esta lucha mano a mano, Nápoli seguiré al menos una semana más en lo más alto.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta