Jornada sin brillos de los dos candidatos al título, pero con contundencia. Tanto Nápoli como Juventus lograron triunfos por la mínima, y de esta manera se sigue manteniendo la ajustada diferencia de una unidad a favor del conjunto del Sur. Los de Sarri vencieron a SPAL en casa 1-0, mientras que por el mismo resultado, el equipo de Turín se impuso frente a Torino, como visitante, en el clásico de la ciudad.

Juventus fue el primero que salió a la cancha y puso presión. Los de Allegri, gracias a un tanto de Alex Sandro, se quedaron con el derby de Turín y se subían parcialmente a lo más alto. En el equipo de camiseta blanca y negra hay una buena y una mala para resaltar, ambas con argentinos protagonistas: Higuaín salió con una lesión muscular y espera los estudios, mientras que Dybala volvió a sumar minutos tras seis semanas.

Por otro lado, a Nápoli le costó más de la cuenta pero se quedó con los tres puntos. Comenzó ganando casi desde el vestuario, con un muy lindo gol de Allan, lo que presagiaba un partido fácil, pero el local pese a la superioridad no lo pudo liquidar (hasta tuvo un gol anulado por el VAR a Hamsik). Igualmente, logró lo que buscaba y de esta manera, con 25 encuentros jugados, sigue siendo el líder, aunque con un perseguidor muy fuerte.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta