Por Gabriel Vázquez – @gabinicook 

La caída por la mínima clasificó al equipo de Exequiel Carboni que hizo valer el triunfo de la ida además de anotar en condición de visitante. Emanuel Herrera y Horacio Calcaterra marcaron para Sporting Cristal y García Guerreño apareció en una salida de córner para poner cifras definitivas en el global.

En la primera parte Sporting Cristal administró el balón en campo rival y con el desarrollo de las acciones comenzó a encaminar el rumbo del partido. A los seis minutos, Gabriel Costa resguardó la pelota en el extremo y aguardó la subida de Johan Madrid que al ingresar al área grande fue derribado por Marcelino Moreno y el árbitro no dudó en marcar el punto penal. Emanuel Herrera se encargó del tiro y con una definición a pie abierto puso la ventaja para el local.

 

La apertura fue un agregado de lo que el Celaste estaba realizando en todo sentido. Efectivas colectividades en la ofensiva y un sistema defensivo acorde a lo que presentaba Lanús, le concedieron al conjunto de Mario Salas redoblar el ritmo de juego que lo condujo a aproximarse al arco defendido por Esteban Andrada.

 

Trascurriendo el cuarto de hora, el Granate encontró una alternativa en la agrupación de sus volantes y la aparición con espacios de Iván Marcone. Sin embargo esos momentos en donde el equipo argentino parecía replantear otra forma de juego al rival se vieron opacadas por las imprecisiones y la falta de sostén en sus delanteros que lejos de asociarse terminaban los avances en intenciones solamente individuales.

 

En el último tramo del primer tiempo el progreso del equipo peruano decayó en lo constructivo y el conjunto de Carboni adelanto sus líneas con una mejora en el manejo del esférico. A un minuto del final, Tomas Belmonte realizo una maniobra individual por el centro del ataque y al definir Patricio Álvarez despejo el tiro hacia el lateral.

 

En los cuarenta y cinco minutos finales la visita entendió que el desarrollo de la primera mitad lo había tenido en inferiores de condiciones en cuanto al juego y rápidamente protagonizó una acción ocasional al gol tras un despegue a medias de Renzo Revodero y la oportunidad para Di Renzo que sin tanta precisión ejecuto un disparo cerca del arco local. Más allá de este momento, el visitante tuvo que padecer las envestidas del conjunto peruano y las individualidades de Fernando Pacheco que en sintonía con Herrera sacaron a relucir las imperfecciones del lateral derecho y los centrales defensivos del equipo argentino.

Esta sociedad ofensiva dio efecto a tan solo diez minutos luego de una habilitación del delantero argentino hacia Pacheco que sin presencia de los defensores entró al área y Andrada le achico la definición para alejar lo que podía ser un gol definitorio en la serie. Esa jugada tuvo un desenlace favorable al Granate por la rápida salida de defensa a ataque y la proyección de Moreno que con espacios habilito a Di Renzo pero el bahiense definió de forma defectuosa al palo más alejado del arquero.

 

La estrategia del Sporting continuo en aumento y Lanús recurrió al juego friccionado que en los tramos decisivos le sirvió para disminuir el ritmo que imponía el equipo de Salas. Cerca de la media hora una nueva búsqueda por el extremo de Pacheco le permitió al jugador peruano conectar a Herrera y el argentino ejecuto un disparo con la pierna menos hábil que se fue cerca del palo izquierdo.

 

El tiempo corría y el factor físico empezó a limitar algunos esfuerzos individuales del granate. A cinco del final un envió desde la esquina de Gastón Lodico le concedió a García Guerreño la elevación sobre la marca del rival y el cabezazo a media altura que anulo cualquier respuesta de Álvarez.

El tan ansiado gol fuera de casa llegaba y el conjunto de Carboni solo tuvo que sostener el orden ante las variadas intenciones del Celeste. Ya en tiempo de descuento, una combinación sobre el lateral derecho del ataque dejo en vilo la línea defensiva de Lanús y Horacio Calcaterra aprovechó el espacio en el centro del área para colocar la pelota al ángulo más descuidado de Andrada. Al local solo le faltaba un gol que lo colocaba en la siguiente fase de Copa Sudamericana pero el tiempo se acabó y Lanús confirmó su estadía en el torneo internacional.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta