Por: @Gabrielpallare9 

El Millonario logró una victoria en el final del partido ante Patronato por la fecha 19. Fue 0-1 con gol de Balboa en contra.
El Millonario visitaba a un viejo conocido, el verdugo desde que llegó a Primera, nada más y nada menos que Patronato. Rival difícil con carácter serio cuando se le plantan equipos grandes jugando de local. El partido comenzó interesante pero se fue decayendo con el correr de los minutos. Era más fricción que juego, un plan pobre para el espectador porque el partido era para dormirse. Tuvo sus momentos, Quintero asustó con un tiro libre al comienzo del encuentro forzando una respuesta de Bertoli mandándola al tiro de esquina.
El Patrón no se quedó atrás y también sumó, desde un saque de Bertoli a la medialuna del área rival, Garrido peinó y la pelota le cayó al delantero uruguayo goleador del torneo, Sebastián Ribas, asistiendo a Balboa que remató cruzado y desviado. En el trascurso del partido, solo se vieron pelotazos, roce físico y nada más. A las 44 del final de la primera mitad, Zuculini con un despeje arriba que capturó Mora y sacó un remate que Bertoli fantástico la sacó, el concejal de 41 años le ahogó el grito al ex Peñarol. Opaco primer tiempo sin grandes atracciones.
En la segunda parte, Luego de un córner ejecutado por Rivero, Balboa tuvo el gol debajo de los tres palos que tuvo en frente a la figura de River, Franco Armani, que atajó a puro reflejo un remate a quemarropa, el ex Sarmiento no lo podía creer, y River volvía a calmar las aguas luego de una descomunal atajada. Armani de un lado, Bertoli del otro, las grandes cartas del partido para que ninguno de los dos caiga en desventaja. Borré tuvo su oportunidad que fue denegada por el gran arquero que tiene Patronato respondiendo con las palmas de las manos. Quintero pudo haber puesto en ventaja a River cuando la agarró de volea dándole en la espalda al defensor central Andrade.
Los entrerrianos tuvieron para ganarlo en el final del partido, Balboa decidió mal y remató cruzado lejos del arco con Ribas de opción de pase para empujarla hacia la red. Increíble el gol que el perdió el local, y para colmo, en los minutos adicionales Mora sacó un tiro de esquina y la pelota rebotó en la cadera de Balboa y se metió entre las piernas de Bertoli, casualmente River encontraba el partido a su favor después de 8 partidos sin conocer los tres puntos en condición de visitante. El Millonario cortó la maldición de no poder derrotar a Patronato en Paraná, sumó de a tres puntos para escalar hasta el puesto 18 sumando 23 unidades.
El próximo partido de River es ante el rival de toda la vida por una final, la Supercopa Argentina. Éste partido es determinante para llegar bien en lo anímico, hoy River tuvo lo que hace varios partidos parecía no tener, la cuota de fortuna.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta