Por Lucas Caselli – @lucascaselli99 

A principios de campeonato y bajo la dirección de Lucas Nardi, Quilmes se armó como para hacer campaña de campeón: Los regresos de referentes como Caneo, Trípodi y Chirola Romero, invitaban al hincha Cervecero a soñar con volver rápidamente a Primera. Pero poco a poco el equipo fue siendo muy distinto a lo que se esperaba, un equipo sin reacción, con poco peso ofensivo, y demás. Hoy, como local frente a Independiente Rivadavia, no fue la excepción, y Quilmes volvió a perder.

El Cervecero tuvo pocas chances para convertir, lo único rescatable, es lo de Leandro González, el ex Atlético Tucumán remató y en el rebote Jonathan Torres definió desviado, luego de esta jugada, Quilmes no volvió a generar. No así como su rival, quién con los remates de Irañeta siempre estaba cerca del gol. En el complemento Tomás Albarracín se fue expulsado en el local y el juego de los de Mendoza mejoró aún más. El único gol del partido llegó por intermedio de Irañeta.

En la próxima fecha, Quilmes debe visitar a Aldosivi, que pelea por uno de los puestos de ascenso a la Primera División, mientras que el conjunto de Mendoza recibirá a Sarmiento, que hoy se encuentra fuera del reducido.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta