Parecía cosa juzgada, pero al menos aumenta un poco la expectativa en la Serie A. Los cuatro puntos que había sacado Juventus de ventaja hacían pensar que el séptimo título en fila era casi un hecho, pero SPAL sorprendió a todos igualando sin goles con el último campeón, sumado a que Nápoli venció a Genoa, hizo los deberes, y ahora la diferencia es de dos porotos.

No por los cuatro puntos que había hasta el encuentro del San Paolo, sino por la regularidad de Juventus. Este es el motivo por el que uno piensa que es el gran candidato (sumado a que cuando se enfrenten será en Turín), aunque la inesperada igualdad con un equipo que pelea el descenso puso todo más parejo. Nápoli, por su parte, aprovechó la mano, venció con lo justo 1-0 a Genoa y se acerco a la punta.

En un partido que le costó más de lo esperado, aunque tuvo las más claras, aprovechó una pelota parada para que Raul Albiol gane en el segundo piso y ponga el resultado final, a los 72 minutos. La mala para los de Sarri es la lesión de Hamsik, que tiene algo muscular, y pidió el cambio a los 20 minutos, aunque no será tan dura la baja ya que estamos a días de la Fecha FIFA, por lo que no perdería más de un partido, si se recupera en los parámetros normales.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta