El Manchester United venció por 3 a 2 a su clásico rival en el Etihad Stadium, con goles de Kompany, Gündogan para los ciudadanos, mientras que para los diablos Pogba anotó un doblete y Smalling le dio el triunfo. Luego de ir perdiendo por 2 a 0 en el primer tiempo de forma categórica los de Mourinho lograron dar vuelta el partido y le ahogaron la fiesta al City.

Con Agüero Y De Bruyne en el banco, Guardiola apostó a jugar sin un delantero nato y eso complico al United durante todo el primer tiempo. Los diablo rojos aguantaron al City hasta los 20´. El primer gol llegaría tras un gran cabezazo de Kompany a los 25´ luego de un tiro de esquina, después de ese gol el conjunto visitante se desmorono y 5´ mas tarde Gündogan puso el 2-0, Sterling tuvo 3 chances clarísimas para ampliar el resultado pero terminó a todas de muy mala manera, y que en los segundos 45´ el City sufrió esas chances desperdiciadas. Los citizens fueron claros dominadores de la primer parte.

Los segundos 45´ fueron otra historia. Mourinho le cambió la cara a su equipo que salió decidido a atacar y a dar vuelta la historia, mientras que  por el lado de Guardiola, los ciudadanos le cedieron terreno y posesión. Pogba que tuvo una primer parte mala, revirtió su rendimiento en 97 segundos, puso el empate en el marcador, el primer gol fue a los 53 minutos luego de una gran jugada colectiva y el segundo a los 55´ fue de cabeza tras un centro de Alexis. El City fue afectado anímicamente y no tuvo reacción. El United siguió dominando y a los 69´ luego de un tiro libre, Otamendi perdió su marca que era Smalling quien puso el 2-3, para arruinarle la fiesta al City que si ganaba se consagraba campeón de la Premier League, ahora deberá conseguir 6 puntos más. Agüero entró unos minutos, tuvo una ocasión para empatar pero De Gea se lo negó y además Young le cometió un claro penal pero el arbitro del partido no lo advirtió. Un partido que quedará en la historia de los clásicos.

 

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta