El canalla volvió al ruedo internacional pero no pudo romper el cero, por momentos fue superior y pudo haberlo ganado.

La primera parte tuvo como protagonista a Central, quien tenía la pelota de la mano de López Pissano, que distribuía como podía a un Marco Rubén que entró con todas las ganas y se lo veía mucho mejor que partidos anteriores, el palo y varios rechazos le negaron el gol en el primer tiempo al canalla, que no dejó de intentar hasta el cansancio, de todas formas, volvió a quedar demostrado que Zampedri y Rubén no pueden jugar juntos, ayer quien más quedó opacado fue el Toro, ya que cometió demasiadas faltas innecesarias y dejó muy solo a su compañero en la delantera.

El Segundo tiempo fue un calco del anterior, con la única diferencia que el que más desentonó del equipo fue el Pachi Carrizo, hizo todo para que el técnico no lo tenga en cuenta, además de irse expulsado. Además, se notó la merma física que expone el conjunto auriazul todos los partidos y quien más lo hizo notar fue Marco Ruben, que tras el comienzo de la segunda parte se lo veía agotado.
El DT Leo Fernández aún parece interino, ya que su equipo no muestra personalidad alguna y sigue sin tener una marca distintiva de juego, además de que deberá rever la cuestión desde lo físico.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta