En un partido clave por la lucha en un lugar en la próxima Copa Libertadores, Huracán recibió a Argentinos Juniors en el palacio Tomás Adolfo Ducó este viernes por la noche. En un partido con pocas situaciones de gol, fué el Globo quién supo golpear en el momento justo y quedarse con el partido.

Huracán llegaba a este encuentro luego de haber obtenido un valioso triunfo en San Juan, sabía que tenía en frente a un rival directo en la lucha por un lugar en la Copa Libertadores y que no podía dejar puntos en el camino jugando de local. Por su parte, Argentinos Juniors acumulaba una racha de 3 triunfos consecutivos y llegaba en alza para este partido sabiendo que el rival que tenía en frente saldría a ganar el partido y que tenía la obligación de ganar para seguir soñando.

Ambos entrenadores pusieron en cancha lo mejor que tenían para diputar el partido incluyendo varios jugadores en la zona ofensiva pero a pesar de esto ninguno de los 2 pudo sacar una ventaja clara sobre su rival en un determinado momento del partido. Los de Parque Patricios manejaron la pelota durante los primeros minutos pero sin inquietar a Lucas Cháves, la pelota llegaba hasta mitad de cancha pero los volantes de creación no pudieron hacerse ejes del equipo y comandar los ataques del equipo, Argentinos esperaba detrás de la línea de la pelota aguardando por el error rival para salir con muchísima velocidad y para ello Alfredo Berti diagramó un esquema con Batallini y Nico González por las bandas y a un Pisculichi más retrasado para ser quién asista a los extremos con pelotazos cruzados a la espalda de los marcadores laterales.

A pesar de las buenas ideas de ambos, tanto Bogado como Silva no pudieron acomodarse en la cancha mientras qué en la visita era Machín el único encargado de recuperar la pelota y es por eso que el partido cayó en una laguna de imperfecciones y de traslado sin sentido por parte de los defensores “quemeros”. El primer tiempo tuvo una sola aproximación y fué para el bicho de la Paternal, a los 30 minutos de juego Pisculichi probó con un remate de zurda desde el vértice izquierdo del área pero la pelota se fué apenas rozando el caño derecho de Marcos Díaz.

La segunda mitad dejó una imagen muy similar pero con algunas aproximaciones más peligrosas que las vistas durante la primer parte. Alexis Mac Allister probó de derecha a los 12´pero la pelota salió cerca del palo izquierdo, a los 25 llegó la más clara de Huracan hasta ese entonces, luego de una gran jugada colectiva y un centro desde la derecha de Pusseto Nicolás Silva se encontró con la pelota en el punto penal pero este inexplicablemente le pegó mordido y la pelota salió muy desviada. Probablemente la jugada más peligrosa de todo el partido llegó a los 30´cuando el recién ingresado Cabrera se asoció con Barrios, este devolvió de taco entre las piernas de Salcedo dejando al uruguayo cara a cara con Marcos Díaz quién salió muy rápido a tapar el remate y con una estirada formidable le ahogó el grito de gol al recién ingresado.

A pesar de una leve supremacía en las situaciones de gol por parte del conjunto visitante, a falta de 10 minutos para el cierre del encuentro, en una llegada al área desde atrás, Israel Damonte se encontró con un flojo rechace del fondo de Argentinos y con un remate sumamente violento estableció la ventaja para el local. El gol fué un balde de agua fría para el “bicho” que no supo como llegar al empate y terminó con las manos vacías.

Con los 3 puntos en el bolsillo, Huracán alcanzó las 40 unidades y se encuentra en zona de Copa Libertadores esperando que Racing e Independiente dejen puntos en el camino. Argentinos Juniors se mantiene con 36 unidades y sigue en puestos de Copa Sudamericana pero tratará se reflotar la ilusión por la Copa Libertadores cuándo el próximo viernes reciba a Olimpo en el Diego Armando Maradona.

Por—> @Agustinpfalcon

 

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta