El inicio de la jornada de sábado sin dudas que no lo deja contento a Klopp, pese a que el gran objetivo se plantea en los duelos de ida y vuelta ante Roma, por las semifinales de UEFA Champions League. A falta de tres fechas, los de Anfield están buscando terminar de asegurar su plaza para la próxima Copa de Campeones de Europa, y aunque se encuentran bien parados (ingresan los primeros cuatro de la Premier), aún no lo han asegurado.

Liverpool visitó hoy al casi descendido West Bromwich y se terminó llevando un amargo 2-2. Para los neutrales sin dudas que se trató de un gran partido, pero los Reds dejan dos puntos claves en el camino, ya que el rival en la previa no era poderoso, sumado a que ganaba por dos tantos. Klopp decidió hacer un mix, con algunos titulares y otros suplentes, y esto se vio en la red. A los cuatro minutos Ings (que jugó en el lugar de Firmino) puso el 1-0, mientras que Salah, cuando no, aumentó la diferencia a los 72.

Parecía cosa juzgada, pero el local, con mucho amor propio, lo empató en menos de diez minutos, de la mano de Livermore, y luego con un cabezazo de Salomón Rondon a los 88. De esta manera, West Bromwich sin dudas que ha sido una gran piedra en el zapato para Liverpool en esta temporada, ya que le igualó los dos partidos de la Premier, y lo sacó de la FA Cup sorpresivamente en Anfield.

De esta manera, Liverpool se mantiene tercero, y esto será así al menos hasta la fecha que viene. Pensando en la próxima Champíons se encuentra bien, aunque deberá sumar algunos puntos más en las tres fechas restantes para no depender de nadie, aunque claro, todos los cañones estarán puestos en Roma, y seguramente en la próxima fecha del torneo, veremos un once aún más alternativo. Para culminar, tremendo lo de Salah, que acumula 31 tantos en el torneo, y alcanzó el récord de Suarez y CR7 en Inglaterra.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta