El conjunto de Mourinho venció 2 a 1 al Tottenham y de esta forma jugará el partido definitorio de la FA Cup.

En Wembley se vieron las caras Manchester United y Tottenham por la semifinal del torneo más antiguo del mundo. Ambos llegaron a este partido con este torneo como único objetivo.

Los dirigidos por Pochettino dominaron en el arranque y en la primera que fueron a fondo marcaron el 1 a 0, cuando iban 11 minutos: Salida desde abajo con presión y velocidad que culminó con un centro desde la derecha de Eriksen que terminó empujando a gol Dele Ali. Los Spurs siguieron con el manejo y antes de la mitad del primer tiempo tuvieron dos chances para ampliar el resultado, primero con Kane tras un pase cruzado y después con un disparo de Eriksen que se fue apenas ancho.

Parecía que los londinenses se llevaban el partido pero un error en la salida de Dembele propició que los de Manchester llegaran al empate. El belga la perdió en la salida ante Pogba quien centró desde la derecha para el cabezazo formidable de Sanchez por el segundo palo. Desde ese momento comenzó otro partido ya que fue ida y vuelta teniendo ambos conjuntos una ocasión para sacar ventaja antes del cierre del primer tiempo.

En el inicio de la segunda etapa el juego fue repartido. Tottenham tuvo la primer clara con una media vuelta de Kane que taponó bien Smalling. Cuando parecía que el juego comenzaba a inclinarse para los Lilywhites llegó el 2 a 1 de los Diablos Rojos: Pelotazo largo a la izquierda para Alexis, que tras luchar con su marcador, buscó al medio a un compañero. Lukaku no pudo dominar y la pelota le quedó a Herrera quien disparó a gol. El rival quedó grogui y Lukaku con un disparo cruzado casi pone el 3 a 1.

Como es costumbre en Mourinho, al sacar ventaja el equipo se replegó y lo buscó de contra. A 20´del final Lukaku pudo ampliar pero su tiro salió al medio facilitando el dominio de Vorm. Tottenham respondió rapidamente con un zurdazo de Eriksen desde fuera del área que pasó al lado del palo izquierdo de De Gea. El United trataba de estirar la posesión del balón y tras varios toques finalizaron la jugada con un disparo de Pogba que se fue al corner. De esa pelota parada llegó el cabezazo de Smalling que se fue cerca.

Si ya estaba metido atrás, los minutos finales se los vio aún más replegado a los de Mou. Los dirigidos por Poche no le podían entrar y terminaban la jugada con disparos desde lejos. A pesar de la altura de los Manchester, Wanyama tuvo el empate en su cabeza en una pelota parada. Darmian y Rashford vieron cancha por Valencia y Lingard ya que ambos estaban cansados. El joven inglés pudo liquidar de contra pero Dier lo aguantó y cerró de manera formidable.

Final en Wembley. Manchester United venció 2 a 1 al Tottenham y esperará rival que saldrá del encuentro de mañana entre Chelsea y Southampton.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta