Todavía no hay mucho para festejar en un grupo tan parejo como el D, que recién tuvo la primera victoria local en el partido número ocho jugado, pero el Millonario logró tres puntos claves para llegar a lo más alto, y depender de si mismo en su búsqueda en un lugar entre los 16 mejores de la CONMEBOL Libertadores. Fue 2-1 ante Emelec, para llegar a las ocho unidades.

River había comenzado con irregularidad en el grupo, con dos empates, y tal como lo había anunciado Gallardo, debía hacerse fuerte en el ida y vuelta con Emelec para posicionarse mejor. Sin brillar, ni mucho menos, el Millo lo cumplió, ya que ganó ambos partidos, llegó a ocho unidades, y en el caso de sumar en Colombia (será clave para no jugarse una final ante Flamengo), se meterá en los octavos.

En cuanto a lo futbolístico, River no deslumbró, pero justificó en el juego su superioridad. Siempre fue el que propuso, tuvo varias chances en la primera parte, aunque tuvo que apelar a los cambios, sobre todo al ingreso de Quintero, para levantar y abrir el marcador. Pratto sacó un tremendo remate para ponerse en ventaja, y luego Pity Martínez aumentó la diferencia con un golazo de emboquillada. Ya sobre el final, solo para las estadísticas, y para terminar con el invicto de Armani, Preciado descontó para el conjunto eléctrico.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta