El Sabalero y el Millonario no se sacaron ventajas, empataron en cero y por ahora se quedan sin copas internacionales por jugar el próximo año. Para clasificar, chances matemáticas hay por lo que habrá que esperar hasta el final.

Colón recibió a River por la anteultima fecha de la superliga en el Estadio Brigadier López. El Millonario fue en búsqueda de una victoria que le sirva para pelear los puestos clasificatorios a las copas internacionales del año próximo, al igual que el sabalero, por lo que este duelo era considerado directo. El local metido en el partido, asfixió a River en el primer cuarto de hora y contó con dos chances claras de gol, Ortíz de cabeza pudo haber convertido el primero y luego Toledo definiendo con el pie abierto sobre un costado lejano de Armani, el sector derecho de River se volvió vulnerable tanto en ataque como en defensa y fue un camino concreto para establecer la ventaja parcial. El Millo pareció despertar y careció de juego colectivo, Scocco intentó rematar en el área tras un cambio orientado de Martínez y también desde mitad de cancha queriendo sorprender a Domínguez. Colón tuvo una muy clara pisando el final de la primera mitad tras una gran acción de Toledo por derecha dejando a Estigarribia solo para definir pero el guaraní la quiso acomodar en un lugar muy alejado de Armani y se perdió un gol claro debajo del arco. Final del primer tiempo, Colón y River no se sacaban ventajas.

En el complemento fue todo lo opuesto al primero, con un gran dominio por parte de River, el conjunto de Gallardo no pudo marcar y se topó con varias situaciones claras. Fue el ingreso de Quintero por Martínez -de bajo rendimiento- que movió el mediocampo y las variantes para generar las situaciones se hacían fáciles con la pelota en sus pies. Una de las más claras fue cuando el colombiano le puso una pelota infernal a Scocco que quiso definir de punta y le terminó saliendo una masita para el arquero del Sabalero. Quintero probó también cerca de la medialuna rival y sus disparos fueron bloqueados dando un posterior rebote en el palo. Leguizamón la tuvo para el sabalero pero no resolvió de manera eficaz una contra enfrentándose a un Pinola que tuvo una noche correcta en la marca, siempre a tiempo y firme. Cerca del final del partido, Borré tuvo un mano a mano claro y Domínguez en un achique inmenso le negó el gol más esperado por el mundo River para llevarse los tres puntos y en el rebote Pratto también la tuvo pero Ortíz, de bombero, apagó las llamas que quemaban en el área. Finalizó el partido, Colón y River no se sacaron ventana y se repartieron los puntos en lo que fue el cierre de una nueva fecha. El próximo partido del millo será este Jueves ante Estudiantes en el Monumental a las 20:00. Por ahora, River se está quedando sin competencia internacional y aspirará a los próximos 6 puntos que le quedan por jugar.

@Gabrielapallare9

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta