La temporada de Barcelona en materia objetivos parece estar resuelta. El equipo de Messi ganó La Liga, hizo lo propio en la Copa del Rey, y el gran golpe sin dudas fue la eliminación en Champions (de hecho, puede ser aún peor si Real Madrid gana la final). Pese a todo esto, el conjunto catalán quiere hacer historia y sigue jugando no solo para completar el calendario, sino que anhela ser invicto. Hoy dio un paso más goleando 5-1 a Villarreal en el Camp Nou.

Pese a guardar algunos jugadores, Barcelona demostró porque es el campeón y pasó por arriba a Villarreal. Valverde decidió que ingresen muchos de los que no suelen ser titulares, como el caso del arquero Cilissen, Vermaelen, Semedo, Digne, Dembelé, y no desentonaron.

Para seguir con la estadística, Leo Messi marcó un tanto, el tercero, y llegó a los 34 tantos en 35 partidos, quedando casi con seguridad como el ganador del Botín de Oro, premio que se le otorga al máximo goleador en Liga. Hoy el argentino le sacó tres de diferencia a Salah, y para colmo, debe jugar un partido más (dos contra uno del egipcio).

Aunque destacamos el tanto argentino, la gran figura del encuentro fue Dembelé, que hizo un gran trabajo por las bandas y marcó los últimos dos tantos. Los primeros fueron “Made in Brasil”: Paulinho y Coutinho.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta