Tal como sucede normalmente en las ligas europeas, toda la última fecha, es decir la 38 en este caso, se jugó en simultáneo. Pese a que no había tanto por jugar para el espectador medio, ya que se conocía al campeón, hoy tuvimos varias definiciones: ingresos a las copas, un descenso, y varios récords para analizar.

En primer lugar debemos hablar de la tremenda campaña de Manchester City. Pese al duro golpe en Champions, los de Guardiola hoy derrotaron a Southampton de forma agónica y llegaron nada menos que a los 100 puntos, con la máxima cantidad de victorias en un torneo en la historia (32), y de goles (106).

Por otro lado, ya conocíamos que además del campeón, Manchester United y Tottenham jugarían la Champions, y hoy se sumó Liverpool. Los de Klopp golearon 4-0 a Brighton, con un tanto de Salah, que llegó a los 32, se convirtió en el goleador del torneo y alcanzó el máximo número en una temporada superando a Suárez, y de esta manera alcanzaron el cuarto lugar en la tabla.

A su vez, el que se quedó con las ganas fue Chelsea, que perdió 3-0 con Newcastle, y al igual que Arsenal cierran una floja temporada, y se tendrán que conformar con la Europa League. El otro clasificado a la segunda competencia continental en importancia es el sorprendente Burnley, que hizo historia, y al terminar séptimo obtiene un cupo (desde el repechaje), porque los campeones de las copas locales ya estaban clasificados.

Por último, y para completar, Swansea perdió con Stoke City, y perdió la categoría, al igual que su rival de hoy y West Bromwich. El que se salvó fue Southamton, pese a la derrota con el campeón. Por último, en cuanto a los argentinos, Lamela y Lanzini marcaron por duplicado para sus equipos, mientras que Romero y Funes Mori fueron titulares, cosa que no venía sucediendo.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta